Un Mundo Inverso by Daira Rojas

Viajar, siempre resulta algo transformador para el alma. Y más si, como en mi caso, es al otro lado del mundo; Seoul, Corea del Sur. C...


Viajar, siempre resulta algo transformador para el alma. Y más si, como en mi caso, es al otro lado del mundo; Seoul, Corea del Sur.
Corea tiene un equilibrio hermoso de opuestos. Se respeta lo tradicional y natural, poniéndolo en el mismo plano que la tecnología y la modernidad. Por ejemplo, hay un río que cruza la parte más céntrica de la ciudad y, a pesar de su ubicación, se lo preserva con mucha dedicación, como se puede observar en la cantidad de peces coloridos que lo surcan.
Myeongdong  es un lugar turístico con una gran concentración de extranjeros. Mi hotel se encontraba justo en el medio: por un lado estaba el centro, lleno de calles, shoppings y comidas exóticas y por el otro, la montaña de Namsam.
La montaña parece sacada del estudio Ghibli: (Dato de color: el sin cara, de Miyazaki, es una figura muy comercializada: peluches, medias, bolsos, etc. Está a la moda.) Enredaderas, árboles frondosos, ardillas, el suave ruido de un par de arroyos y las chicharras sonando. Los coreanos suelen fomentar el ejercicio y la salud; era normal que gente mayor subiese la montaña e hiciese actividad física en un pequeño gimnasio de madera que hay a la mitad del camino.
En la cima de Namsam, hay una de las atracciones más lindas: los candados del amor eterno. Las parejas suelen ir hasta allí para dejar un candado colgado en algún lugar (porque ciertamente los dejan en cualquier lado, en los arboles, las rejas, las barandas, etc) y que quede allí como sello de su amor. Todo muy romántico, aunque no deja de ser un comercio. Ciertamente los coreanos respecto al amor, da que comentar; no es muy común que se vea a las parejas besándose públicamente, debido a que son muy respetuosos en lo que divide el ámbito público con lo privado. Eso sí, son verdaderos fans del romance: las parejas suelen vestirse completamente iguales, se sacan fotos todo el tiempo, se los puede ver caminando de la mano y existen varios lugares turísticos para ellos, además de Namsam, por ejemplo, El Palacio Real, dónde se suele ir con trajes tradicionales a sacarse fotos (esto mayormente lo hacen los que ya están a punto de casarse.)
"¿Los coreanos siempre están a la moda como en las novelas?" SI. Definitivamente sí. Y no solo las mujeres, los hombres también. En la ciudad es muy poco probable encontrar a alguien mal vestido o sin maquillaje, la ropa y los productos de belleza son los que más se venden. Todo lo cool que uno encuentra en Instagram o Tumblr, es seguro que allí se encuentra. Por ejemplo, venden los famosos helados en forma de rosa o el cucurucho de 32 cm de alto. No, no son los helados más ricos del universo pero lo que realmente vale es la foto con ellos. Lo que me lleva al uso de la tecnología. Gracias también a la seguridad que existe (En los noticieros casi ni se escucha de robos o asesinatos, como suele ser constante en nuestro país) los coreanos tienen uso libre y casi adictivo de los celulares. Da impresión ir en el subte y verlos a todos cabizbajos utilizando sus celulares, tablets, notebooks, etc. Inclusive, hay zonas en la vía pública en la que está prohibida el uso del celular, porque van tan ensimismados que se chocan con otras personas. Pero no seamos tan críticos: si existiese esa seguridad acá, seguro que también seríamos así. Sin embargo, no es sólo que que su sistema de gobierno funcione, sino también la educación que tienen. Si hay algo que aprendí allá es que "si ves algo que no es tuyo, no lo toques, porque si lo agarras sería como robar" así que era muy normal ver celulares de última gama olvidados en la mesa, ya que, existe la confianza de que nadie lo va a tocar. Y así es.
Existen muchas otras cosas que comentar, pero sería un texto terriblemente largo, así que, finalizaré con la pregunta que más frecuente me hicieron: ¿Son amables los coreanos? ¡En su mayoría sí! Es imposible decir que son TODOS amables, pues sería muy utópico. Pero sí, siempre estarán dispuestos a ayudarte. Pasó mucho de que nos perdimos y al pedir ayuda, un coreano le pregunta a otro para intentar entender (debido a la barrera del idioma) y así sucesivamente, hasta que se arma un pequeño grupo de gente que nos intentaba tratar de ayudar. Todos respetuosos y muy trabajadores, me lleve muy buenas impresiones y experiencias.
Mi deseo es volver algún día y ojalá todos se animen a viajar, ya que, conocer nueva gente y cultura es una experiencia hermosa.

PD: ¡Y aprendan ingles que es re importante!

instagram // tumblr

You Might Also Like

0 COMMENTS

Flickr Images